Es un licor italiano fuerte y seco catalogado dentro de los anisados, aunque su nombre procede de las flores de saúco, que contribuyen asimismo a darle aroma. La sambuca se bebe casi siempre con granos de café tostado que se mastican previamente. Cuando está preparado con café, es llamado "sambuca negra". También se puede flambear de una manera espectacular: en una sala en penumbra, se sirve la sambuca en una copa y después de colocarle 3 ó 4 granos de café, se aplica una llama hasta que los granos se hayan chamuscado, luego se apaga el fuego, obteniendo así un aroma especial. Los italianos lo llaman "sambuca con le mosche" (con moscas). 

Un poco de historia…

El nombre sambuca deriva de una palabra árabe, probablemente "zammut". Así se llamaba una bebida a base de anís que llegaba al puerto de Civitavecchia en barcos procedentes del Oriente. El nombre italianizado se daba a un licor, también a base de anís, nacido en Civitavecchia tiempo atrás, y que por tanto no tenía nada que ver con la planta del saúco. En realidad, en esta ciudad portuaria de la provincia de Roma se produce desde hace más de 130 años un licor de anís llamado precisamente sambuca. La primera comercialización fue a finales del siglo XIX en Civitavecchia por Luigi Manzi, cuya “Sambuca Manzi” se produce todavía. En 1945, recién acabada la guerra, nació la “Sambuca Extra Molinari”, por iniciativa del Comendador Angelo Molinari.
 

Isolabella

Sin stock
Isolabella

Es un licor italiano fuerte y seco catalogado dentro de los anisados, aunque su nombre procede de las flores de saúco, que contribuyen asimismo a darle aroma. La sambuca se bebe casi siempre con granos de café tostado que se mastican previamente. Cuando está preparado con café, es llamado "sambuca negra". También se puede flambear de una manera espectacular: en una sala en penumbra, se sirve la sambuca en una copa y después de colocarle 3 ó 4 granos de café, se aplica una llama hasta que los granos se hayan chamuscado, luego se apaga el fuego, obteniendo así un aroma especial. Los italianos lo llaman "sambuca con le mosche" (con moscas). 

Un poco de historia…

El nombre sambuca deriva de una palabra árabe, probablemente "zammut". Así se llamaba una bebida a base de anís que llegaba al puerto de Civitavecchia en barcos procedentes del Oriente. El nombre italianizado se daba a un licor, también a base de anís, nacido en Civitavecchia tiempo atrás, y que por tanto no tenía nada que ver con la planta del saúco. En realidad, en esta ciudad portuaria de la provincia de Roma se produce desde hace más de 130 años un licor de anís llamado precisamente sambuca. La primera comercialización fue a finales del siglo XIX en Civitavecchia por Luigi Manzi, cuya “Sambuca Manzi” se produce todavía. En 1945, recién acabada la guerra, nació la “Sambuca Extra Molinari”, por iniciativa del Comendador Angelo Molinari.