Monte Quieto. Matilde Pereda y Agustín Casabal compartieron una misma pasión desde el primer momento que se conocieron: descubrir y disfrutar de los buenos vinos. Esto marcó el inicio de una vida juntos.

En el año 2000 adquirieron una finca ubicada en Agrelo. Comenzaron su aventura vitivinícola dándole vida a Monte Quieto, que también sería su proyecto de vida. Formaron una hermosa familia, con sus cuatro hijos que nacieron y se criaron en contacto con la tierra, sus frutos y ciclos naturales.

Unos años más tarde tomaron la decisión de sumar otras dos fincas: una en Ugarteche y otra en Vista Flores. De esta forma, además de la complejidad de corte de varietales, comenzaron a trabajar con la diversidad de los terruños.

En la actualidad, Matilde y Agustín siguen trabajando con el mismo amor y pasión del primer día para que Monte Quieto siga logrando vinos de excelencia.

Monte Quieto Corte de Terroirs (2010 - 2013 - 2014 - 2015 - 2017)

Monte Quieto Corte de Terroirs (2010 - 2013 - 2014 - 2015 - 2017)

Monte Quieto. Matilde Pereda y Agustín Casabal compartieron una misma pasión desde el primer momento que se conocieron: descubrir y disfrutar de los buenos vinos. Esto marcó el inicio de una vida juntos.

En el año 2000 adquirieron una finca ubicada en Agrelo. Comenzaron su aventura vitivinícola dándole vida a Monte Quieto, que también sería su proyecto de vida. Formaron una hermosa familia, con sus cuatro hijos que nacieron y se criaron en contacto con la tierra, sus frutos y ciclos naturales.

Unos años más tarde tomaron la decisión de sumar otras dos fincas: una en Ugarteche y otra en Vista Flores. De esta forma, además de la complejidad de corte de varietales, comenzaron a trabajar con la diversidad de los terruños.

En la actualidad, Matilde y Agustín siguen trabajando con el mismo amor y pasión del primer día para que Monte Quieto siga logrando vinos de excelencia.