No es fácil seguirle los pasos a Vicentin Family Wines, la bodega conducida enológicamente por Carola Tizio y que todos los años se propone patear el tablero con una propuesta diferenciadora.

En sus inicios, este joven proyecto impulsado por una tradicional familia dedicada a las actividades agroindustriales, sorprendió con un blanc de noir elaborado a partir de uvas Malbec, caracterizado por una explosiva fruta.

Luego, se propuso brindar una experiencia de Malbec de diferentes terroirs con un interesante blend, que luego fue rematado por un set box con los componentes embotellados por separado, como una forma de deconstruir el varietal estrella de la Argentina.

Posteriormente, la bodega se propuso ser referente en la introducción de vinos del Nuevo y Viejo Mundo, para completar su portfolio: hace poco incorporó un PinotNoir y un Sauvignon Blanc de Chile y ahora planea expandir las propuestas con varietales de otros orígenes. Incluso, en ese plan, seleccionó e hizo embotellar enFrancia un interesante champage que ya se comercializa en el mercado internobajo su propia marca. 

Pero el corazón el proyecto sigue enfocado en los tintos. Más precisamente, en elMalbec y en las diferentes expresiones que logra en las dos principales zonas de Mendoza: Valle de Uco y Luján de Cuyo.

En ese plan, acaba de lanzar Arrogante y Maldito: dos varietales cuya elaboración es una suerte de rompecabezas de diferentes microterroirs.

El resultado, luego de una crianza de más de 24 meses en barricas de primer y segundo uso, más una crianza posterior en barricas de cuarto uso, es el de un tinto explosivo en nariz, con mucha fruta roja madura, tipo mermelada, trazos florales nítidos, un dejo herbáceo y una atmósfera ahumada. Al paladar se presentabien fluido, con un recorrido largo, textura sabrosa y un medio de boca potente en aromas que recuerdan a especias y vainilla, alumbrando así un Malbec que derrocha alta gama, con un buen duelo entre fruta y madera.

"Arrogante es el que quiso ser Colosso y no pudo", ironizó el gerente de Vicentin Family Wines, Andrés Ridois, a la hora de explicar que la creación de esta etiqueta fue el resultado de un proceso de selección de barricas para dar vida a Colosso ($389 en vinotecas), una de las etiquetas más consistentes de la bodega.

En línea con la tendencia a bautizar a los vinos con nombres cada vez más "rudos", Vicentin también acaba de presentar Maldito ($595 en vinotecas), que es una suerte de blend de diferentes añadas de Colosso, dado que incluye las cosechas 2011, 2012 y 2013, con diferentes pasos en barricas de roble francés.

Se trata de un tinto que conjuga 98% de Malbec y suma dosis homeopáticas de Cabernet Franc y Petit Verdot, todas uvas provenientes de viñedos de La Consulta, Vista Flores, Las Compuertas y Tupungato. 

Se trata de un tinto de alto impacto aromático, que suma en nariz notas de frutas negras confitadas, trazos balsámicos, con marcadas notas de orégano y romero, y una punta mentolada, con un dejo elegante y no invasivo de vainilla y caramelo. En boca es un vino bien corpulento, de paladar pleno, bien sucroso y de rica textura, pero con una tensión en el paladar que le aporta un nervio y una presencia que no pasa desapercibida. Cierra con las clásicas notas de crianza y de frutas rojas y negras, pero lo que hay que destacar es su persistencia, que va más allá del estándar.

Respecto del champagne, que luego de un acuerdo con la bodega francesa productora se comercializa en la Argentina bajo el nombre Champagne de Vicentin,Ridois explicó que fue el resultado de un largo proceso de selección para dar con un ejemplar con gran relación calidad-precio pero que, sobre todo, sea un reflejo fiel delestilo francés. 

Vicentin Arrogante

$1.245
Vicentin Arrogante $1.245
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • La Cava de Don Juan Ángel Pacheco 2362, Villa Urquiza, CABA - Atención de Lunes a Sábados de 10:00 a 14 y de 16.30 a 21:00hs

    Gratis

No es fácil seguirle los pasos a Vicentin Family Wines, la bodega conducida enológicamente por Carola Tizio y que todos los años se propone patear el tablero con una propuesta diferenciadora.

En sus inicios, este joven proyecto impulsado por una tradicional familia dedicada a las actividades agroindustriales, sorprendió con un blanc de noir elaborado a partir de uvas Malbec, caracterizado por una explosiva fruta.

Luego, se propuso brindar una experiencia de Malbec de diferentes terroirs con un interesante blend, que luego fue rematado por un set box con los componentes embotellados por separado, como una forma de deconstruir el varietal estrella de la Argentina.

Posteriormente, la bodega se propuso ser referente en la introducción de vinos del Nuevo y Viejo Mundo, para completar su portfolio: hace poco incorporó un PinotNoir y un Sauvignon Blanc de Chile y ahora planea expandir las propuestas con varietales de otros orígenes. Incluso, en ese plan, seleccionó e hizo embotellar enFrancia un interesante champage que ya se comercializa en el mercado internobajo su propia marca. 

Pero el corazón el proyecto sigue enfocado en los tintos. Más precisamente, en elMalbec y en las diferentes expresiones que logra en las dos principales zonas de Mendoza: Valle de Uco y Luján de Cuyo.

En ese plan, acaba de lanzar Arrogante y Maldito: dos varietales cuya elaboración es una suerte de rompecabezas de diferentes microterroirs.

El resultado, luego de una crianza de más de 24 meses en barricas de primer y segundo uso, más una crianza posterior en barricas de cuarto uso, es el de un tinto explosivo en nariz, con mucha fruta roja madura, tipo mermelada, trazos florales nítidos, un dejo herbáceo y una atmósfera ahumada. Al paladar se presentabien fluido, con un recorrido largo, textura sabrosa y un medio de boca potente en aromas que recuerdan a especias y vainilla, alumbrando así un Malbec que derrocha alta gama, con un buen duelo entre fruta y madera.

"Arrogante es el que quiso ser Colosso y no pudo", ironizó el gerente de Vicentin Family Wines, Andrés Ridois, a la hora de explicar que la creación de esta etiqueta fue el resultado de un proceso de selección de barricas para dar vida a Colosso ($389 en vinotecas), una de las etiquetas más consistentes de la bodega.

En línea con la tendencia a bautizar a los vinos con nombres cada vez más "rudos", Vicentin también acaba de presentar Maldito ($595 en vinotecas), que es una suerte de blend de diferentes añadas de Colosso, dado que incluye las cosechas 2011, 2012 y 2013, con diferentes pasos en barricas de roble francés.

Se trata de un tinto que conjuga 98% de Malbec y suma dosis homeopáticas de Cabernet Franc y Petit Verdot, todas uvas provenientes de viñedos de La Consulta, Vista Flores, Las Compuertas y Tupungato. 

Se trata de un tinto de alto impacto aromático, que suma en nariz notas de frutas negras confitadas, trazos balsámicos, con marcadas notas de orégano y romero, y una punta mentolada, con un dejo elegante y no invasivo de vainilla y caramelo. En boca es un vino bien corpulento, de paladar pleno, bien sucroso y de rica textura, pero con una tensión en el paladar que le aporta un nervio y una presencia que no pasa desapercibida. Cierra con las clásicas notas de crianza y de frutas rojas y negras, pero lo que hay que destacar es su persistencia, que va más allá del estándar.

Respecto del champagne, que luego de un acuerdo con la bodega francesa productora se comercializa en la Argentina bajo el nombre Champagne de Vicentin,Ridois explicó que fue el resultado de un largo proceso de selección para dar con un ejemplar con gran relación calidad-precio pero que, sobre todo, sea un reflejo fiel delestilo francés.