Costaflores, la joven bodega de Perdriel, Luján de Cuyo, presenta su línea de vinos: “MTB” formada por un blend de Malbec, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon  cosecha 2012 -elaborado con uvas orgánicas certificadas, provenientes de una única finca (single vineyard)- y un Torrontés cosecha 2013.

Mediante un proceso de cultivo orgánico se han logrado vinos que expresan el sabor natural de este terroir, ubicado en la primera zona de Mendoza. Allí, la altura y clima desértico dan como resultado una amplitud térmica considerable, lo cual cierra perfectamente la ecuación para la producción de uvas sanas y maduras. “Con estas condiciones es fácil respetar la biósfera y producir buenos vinos que reflejen las cualidades de su terroir”- explica Patricio Santos, enólogo de la bodega y agrega: “buscamos crear vinos “vivos”, que no bajen su ritmo cuando acompañan comidas aromáticas, con especies. Por eso, sus taninos son suaves y envolventes pero con buena acidez. Son vinos jóvenes y briosos que pueden ir muy bien con comidas picantes o muy condimentadas”.

Desarrollados bajo métodos de agricultura ecológica y que ofrecen una alternativa saludable, ya que su producción es completamente natural sin agregados químicos, estos vinos buscan acompañar las comidas con “vida”: picantes, aromáticas y especiadas. 

Sobre la Finca Costaflores 

Costaflores se encuentra en Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza, en el límite cultivable del pedemonte andino. La finca está dominada por el cerro Plata y el volcán Tupungato. Las excepcionales condiciones fitosanitarias del lugar son ideales para el ejercicio de la viticultura orgánica. Las características del clima -aire seco, sólo 200 mm de precipitaciones al año- propician la producción de uvas sanas y maduras.

MTB

$580
MTB $580
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • La Cava de Don Juan Ángel Pacheco 2362, Villa Urquiza, CABA - Atención de Lunes a Sábados de 10:00 a 14 y de 16.30 a 21:00hs

    Gratis

Costaflores, la joven bodega de Perdriel, Luján de Cuyo, presenta su línea de vinos: “MTB” formada por un blend de Malbec, Petit Verdot y Cabernet Sauvignon  cosecha 2012 -elaborado con uvas orgánicas certificadas, provenientes de una única finca (single vineyard)- y un Torrontés cosecha 2013.

Mediante un proceso de cultivo orgánico se han logrado vinos que expresan el sabor natural de este terroir, ubicado en la primera zona de Mendoza. Allí, la altura y clima desértico dan como resultado una amplitud térmica considerable, lo cual cierra perfectamente la ecuación para la producción de uvas sanas y maduras. “Con estas condiciones es fácil respetar la biósfera y producir buenos vinos que reflejen las cualidades de su terroir”- explica Patricio Santos, enólogo de la bodega y agrega: “buscamos crear vinos “vivos”, que no bajen su ritmo cuando acompañan comidas aromáticas, con especies. Por eso, sus taninos son suaves y envolventes pero con buena acidez. Son vinos jóvenes y briosos que pueden ir muy bien con comidas picantes o muy condimentadas”.

Desarrollados bajo métodos de agricultura ecológica y que ofrecen una alternativa saludable, ya que su producción es completamente natural sin agregados químicos, estos vinos buscan acompañar las comidas con “vida”: picantes, aromáticas y especiadas. 

Sobre la Finca Costaflores 

Costaflores se encuentra en Perdriel, Luján de Cuyo, Mendoza, en el límite cultivable del pedemonte andino. La finca está dominada por el cerro Plata y el volcán Tupungato. Las excepcionales condiciones fitosanitarias del lugar son ideales para el ejercicio de la viticultura orgánica. Las características del clima -aire seco, sólo 200 mm de precipitaciones al año- propician la producción de uvas sanas y maduras.