Sie7e Pasos: el nuevo vino de Bodega Estrella de los Andes

Con base en Perdriel, en el mendocino departamento de Luján de Cuyo, y con una producción de anual de un millón y medio de litros, Estrella de los Andes es una nueva bodega que busca posicionarse como referente en el mercado de los vinos jóvenes. Este año, la casa da un nuevo salto de calidad y presenta Sie7e Pasos, su flamante línea de productos con paso por madera. 

¿Por qué Sie7e Pasos? Porque en Estrella de los Andes quisieron representar las siete etapas en la elaboración de un vino: plantar las cepas, cosecharlas, elaborar los vinos, otorgarles una personalidad, embotellarlos, hacer que lleguen a la gente y, finalmente, que puedan ser disfrutados. Además, pusieron mucho énfasis en la estética: la etiqueta lleva impresa siete símbolos que representan los diferentes sentimientos de la bodega hacia su vino. Se ve una llama de fuego, el sol, una estrella, la luna, un trébol de tres hojas, una mariposa y un corazón. 

“Hay un gran factor emocional en el nombre del vino”, explica Sandra Mennella, encargada de la finca y de la bodega. “Por eso nuestro claim es Generadores de Pasión”, remarca.
 

Siete Pasos

Sin stock
Siete Pasos

Sie7e Pasos: el nuevo vino de Bodega Estrella de los Andes

Con base en Perdriel, en el mendocino departamento de Luján de Cuyo, y con una producción de anual de un millón y medio de litros, Estrella de los Andes es una nueva bodega que busca posicionarse como referente en el mercado de los vinos jóvenes. Este año, la casa da un nuevo salto de calidad y presenta Sie7e Pasos, su flamante línea de productos con paso por madera. 

¿Por qué Sie7e Pasos? Porque en Estrella de los Andes quisieron representar las siete etapas en la elaboración de un vino: plantar las cepas, cosecharlas, elaborar los vinos, otorgarles una personalidad, embotellarlos, hacer que lleguen a la gente y, finalmente, que puedan ser disfrutados. Además, pusieron mucho énfasis en la estética: la etiqueta lleva impresa siete símbolos que representan los diferentes sentimientos de la bodega hacia su vino. Se ve una llama de fuego, el sol, una estrella, la luna, un trébol de tres hojas, una mariposa y un corazón. 

“Hay un gran factor emocional en el nombre del vino”, explica Sandra Mennella, encargada de la finca y de la bodega. “Por eso nuestro claim es Generadores de Pasión”, remarca.